lunes, 23 de julio de 2012

sábado, 21 de julio de 2012

YA ESTÁ TENGO QUE SUPERARLO, NO LE GUSTO. NO-LE-GUSTO. N O    L E     G U S T O
La cancion de The Cure- Love Song  me encanta, es una de mis favoritas.




Siempre que estoy a solas contigo,
me haces sentir como en casa de nuevo.
Siempre que estoy a solas contigo,
me haces sentir completo otra vez.
Siempre que estoy a solas contigo,
me haces sentir joven de nuevo.
Siempre que estoy a solas contigo,
me haces alegre de nuevo.

Por muy lejos que esté,
te amaré siempre.
por mucho tiempo que me quede,
te amaré siempre.
todas las palabras que diga,
te amaré siempre;
te amaré siempre

Siempre que estoy a solas contigo,
me haces sentir libre otra vez.
Siempre que estoy a solas contigo,
me haces sentir inocente otra vez.

Por muy lejos que esté,
te amaré siempre.
por mucho tiempo que me quede,
te amaré siempre.
todas las palabras que diga,
te amaré siempre;
te amaré siempre.

De mi corazón y letra.

Siempre lo oculte, nunca quise admitirme a mi misma que algo a ti me ata. Algo en ti me vuelve loca. Tal vez esos ojos, tal vez esa sonrisa, tal vez esa manera animal de caminar, tal vez tu voz, no lo sé y nunca lo sabré.
Solo quiero estar a tu lado, sentir tu respiracion contra la mía, tu corazon en mi pecho, tus labios en mi piel. Quiero probarte, quiero poseerte, quiero sentirte, quiero saber lo que se siente tenerte a mi lado, pegado a mi. Sentirte.

Eres lo que amo y lo que odio, no entiendo nada.

Busco tu mirada entre la gente, aun sabiendo que no te encontraré. Eres como un suspiro perdido  entre el aire, como una gota perdida en el mar, como una flor perdida en el desierto. Eres como nunca me imagine. Eres la persona con el poder de elevarme hasta las nubes y lastimarme sin sentido. Sin saber por qué. Sin sentido, sin saber, sin nada... eres siempre y eres nunca.  Eres lo que necesito y  lo que nunca quise, eres todo lo que nunca y siempre soñé.
Eres mi confusión y mi sueño.

viernes, 13 de julio de 2012

TOMEN BITCHES! Dedicado a todas mis amigas falsas y que no se atreven a decirme que les caigo mal. :)

The only reason to live is to love. The rest is silence.
-Paulo Coelho
Esperar duele. Olvidar duele. Pero el peor de los sufrimientos es no saber que decision tomar.
-Paulo Coelho

lunes, 9 de julio de 2012

Nunca se sintieron rodeados de gente hipócrita y falsa? Muchas veces me siento la única persona que no piensa  en hacerle daño a los demás todo el tiempo, o tal vez así lo siento, creo y veo yo. Es la sensación de sentirte sola, sentirte como si estuvieras nadando en un mar de mentiras y de un momento a otro te das cuenta que te has ahogado. Este blog se está transformando en puros post personales, perdón, pero a veces necesito descargarme...

viernes, 6 de julio de 2012

Será por eso, porque los dos llegaron al lugar cargados con su historia, porque los dos llegaron al beso con el mismo hermetismo, encerrándolo adentro de la piel.
No se entregaron.
Hubo un intento, apenas un intento.
Un barco que quiso llegar a puerto pero se dejó arrastrar corriente afuera, hacia cualquier tormenta, o hacia la misma tormenta de siempre.
Ella llevaba en sí largas caminatas por mañanas de sol, desolados cansancios de tardes amarillas, el oído alerta para la llamada del despertador, la mano preparada para sacar el boleto del tren del bolsillo interior de la cartera, la lengua fría por un helado de frutilla saboreado sin prisa.
El llevaba pegado a sus talones el polvo  de las mismas baldosas andadas y desandadas varias veces al día un aplazo en un examen de la Facultad, cinco novias distintas y repetidas hasta el aburrimiento, las ganas de no haber devuelto, aquella vez, la billetera que encontró en la calle.
Y además llevaban otras cosas.
Ropas que fueron usadas y después regaladas.
Canciones de moda que se les pegaron y canturrearon bajo la ducha, quizás las mismas canciones a un mismo tiempo pero en lugares diferentes.
Tal vez alguna tristeza inmensa en una misma noche, pero bajo techos distintos.
Lo sabían todo el uno del otro.
¿Qué puede haber de misterioso en la vida de una persona?
Y, sin embargo, no sabían nada, porque ignoraban nombres y fechas y lugares donde habían pasado los veranos.
Hubieran tenido que contarse todo.
Hubieran tenido que hacer una larga lista de cosas, de sorpresas, de lágrimas, de sonrisas, de sobresaltos, agonías, desencantos, temores, de películas y libros y poemas sabidos de memoria, de casualidades, descubrimientos, de aceptación y de rechazo.
Hubieran tenido que pronunciar cientos de miles de palabras que fueran descascarando la soledad hasta dejar el cuerpo preparado para la entrega, para la confianza.
Hubieran tenido que atreverse a jugar una carta, el todo por el todo, quitarse la máscara, esconder la reverencia, decir la verdad, sea cual fuere, mostrar las lastimaduras, las arrugas, las vetas de oro, ñas napas de barro.
Pero no se animaron.
Les faltó valor.
Ellos dijeron que les faltó tiempo. Pero les faltó valor.
Estaban engolosinados con su propia tristeza, estaban prisioneros bajo el caparazón de la comodidad, no querían tomarse el trabajo de quitarse los siete velos y ver la desnudez de la felicidad... porque temían  que después del séptimo velo apareciera de nuevo la soledad, la terrible, la zorra, la despiadada.
Y entonces caminaron juntos unos pasos.
Y entonces se estrecharon fuerte, se besaron, cerrando los ojos porque cada uno quería mirarse a sí mismo, nada más que a sí mismo y no al otro.
Estuvieron acariciando el límite, lo exterior, la impenetrable puerta, la puerta con cien cerrojos; y ninguno de los dos quiso buscar las llaves, ninguno de los dos quiso empezar a abrir, ninguno de los dos quiso saber qué había en realidad detrás de la puerta que los separaba.
Por eso fracasó el encuentro. Porque cada uno fue a encontrarse con sigo mismo.
Porque cada uno fue a alimentar con llanto su propia soledad.
Porque cada uno llevó su distancia y la puso en el medio.
Y a pesar de los besos, y a pesar de la parodia del intento, y a pesar de ser un hombre y una mujer llenos de posibilidades dijeron adiós y lloraron, pensando que lloraban por decirse adiós, pero sabiendo que cada uno lloraba por sus viejos dolores, otros adioses, por otros intentos y borrar las distancias que los separarían de ellos y de los otros que quisieran, alguna vez acercarse a ellos.


-Las distancias
"Cuentos para leer sin rimmel" - De: Poldy Bird
Era un beso lleno de amor pero que a la vez era gobernado por el miedo y la inseguridad. Podía sentirlo. Claramente. Era lento, lleno de pasión, lleno de fuego, lleno de temor. Se sentía como si estuvieras en un castillo hermoso, pero encerrada en la torre mas alta mirando por una ventana sin vidrio las praderas verdes y el horizonte interminable bañado en rayos de sol, mientras eras golpeada por el viento del miedo, el viento de la inseguridad que atravesaban esa estrecha ventana de piedra que te hacia sentir un poquito libre. Pero allá arriba existía el cielo, que era el cielo azul de la pasión que aunque no podía controlar el viento podía mirarte y hacerte sentir viva, libre, llena, pura. Querías comerle la boca, algo te frenaba, no sabias que era. 
Era la inseguridad y el miedo de dejarte llevar por tus instintos, dejarte llevar, tal vez, por tu amor.


"Mi primer beso lo di en mis sueños."
-De: yo misma.